Historia

IMBA S.A.  líder en su sector por más de 43 años de actividad, fue fundada el 29 de junio de 1967 en Cochabamba, Bolivia.

La figura legendaria de Hernán Rivera Fiorilo (†), dio vida a la industria que hoy se conoce en todos los rincones de Bolivia como IMBA. Un empresario pionero y visionario, Don Hernán hizo realidad  el reto de crear la primera empresa avícola industrializada en Bolivia.

En el principio, Don Hernán construyo las instalaciones para elaborar alimentos balanceados para una variedad de animales; fue durante los siguientes años, cuando se dio cuenta de la oportunidad de crear una empresa para producir aves de corral  para consumo diario. Antes de eso, las comidas de pollo eran costosas  y solamente se utilizaban en ocasiones especiales.

 

 Don Hernán se comprometió con el  engrandecimiento de su empresa, iniciando un proceso de diversificación de sus actividades, logrando consolidar  a parttir de una planta de alimentos balanceados  una empresa avícola industrializada. Con su planta de alimentos instalada con la mejor tecnología,  granjas organizadas y adecuadas para la explotación avícola y una planta de faeneamiento moderna, le dio al pueblo boliviano, la primera empresa avícola industrializada. La concentración de maíz de alta calidad - proveniente de Santa Cruz- ,  en el alimento balanceado elaborado por IMBA,  le permitio la caracterisitica de color "ORO" de sus productos, con la cual se distinguió de las demas. Durante décadas,  aseguró al público consumidor  un producto de alto nivel sanitario, con sabor natural  y a precios accesibles.

Durante la década de 1970, la demanda de productos avícolas en Bolivia creció de manera exponencial. Estos niveles elevados de demanda  y la aceptacion de la población en  general, impulso a  IMBA a aliarse con los pequeños agricultores,los cuales fueron integrados -mediante convenios- como terciarizadores de  IMBA,  quien  les proporciona  los pollitos, alimento y apoyo técnico y una vez que  el pollo ha completado su ciclo, son entregados a IMBA para su faenamiento. Eventualmente, la mayoría de estos agricultores pasaron a ser componentes permanentes de la familia IMBA.

El 1980 y 1990 se caracterizaron por un crecimiento fuerte y continuo (14% promedio por año). En 1982 una nueva planta de incubación se instaló en Cotoca, Santa Cruz.

 En la ciudad de Cochabamba, se cuenta con granjas  modernas y de gran capacidad, entre las que podemos mencionar: Pirata,  Maica y Algarobos. Se consolida una granja experimental para la investigación en temas avicolas y de entrenamiento en  la aplicación de programas de mejoramiento.

En 1992, se instala en Cochabamba la nueva planta de procesamiento de grandes frigoríficos, con una capacidad a más del cuádruple de la planta anterior. Aunque muchos dudaron del éxito de esta mega fábrica de Bolivia, demostrándose que en el cuarto mes de operaciones, la planta alcanzó plena capacidad, para satisfacer los niveles de demanda.

En 1994, IMBA se convirtió en el primer y único productor de aves de corral, en tener su propio sistema de control de calidad, apoyado en su moderno laboratorio. Todos los recursos utilizados para la alimentación de las aves, tales como agua, suelos y el alimento balanceado exclusivo; aseguran de forma permanente que los productos de IMBA cumplen con las normas, para brindarle el mejor producto de calidad para las familias bolivianas.

En 1995, IMBA se convirtió en Bolivia en el primer y único exportador de aves de corral calificado. Perú se convirtió en un mercado muy comprometido y exigente de IMBA. Hoy en día las exportaciones de productos siguen en una base semanal en los centros de distribución de IMBA en el Perú.

En 1996, IMBA hizo la transformación jurídica de una empresa familiar privada en una sociedad anónima. El objetivo fue estandarizar y formalizar las divisiones de la compañía con el fin de ser más competitivos ante los retos de la globalización.


En enero de 1997, Joaquín Siles Rivera se convirtió en el Presidente Ejecutivo, que es cuando se inicia una reestructuración de las empresas principales de las cinco divisiones de la empresa.

A mediados de julio de 1997, un trágico accidente, quitó la vida a don Hernán Rivera Fiorilo.

En 1998, la empresa inauguró una granja de reproducción moderna en San Lorenzo, Santa Cruz. Esta sería la instalación más grande de aves de corral en Bolivia, asegurando óptimas condiciones sanitarias e higiene genéticos, especializados para las aves .

Entre 1999 y 2000, IMBA sufrió graves problemas económicos debido a circunstancias imprevistas los conflictos sociales y políticos acompañados por los bloqueos de carreteras prolongadas, especialmente en la región de Cochabamba. Estos problemas derivaron en problemas financieros, falta de creatividad de los proveedores y problematica laboral que inquietaron al normal desenvolvimiento de la empresa mas alla de los límites, hasta llegar a poner en peligro la continuidad de la misma.

 

En 2001, IMBA adquire la certificación y el compromiso como empresa de carne de pollo en Bolivia, al obtener la certificación ISO 9001. Las seis áreas auditadas fueron de su departamento comercial, planta de procesamiento, planta de alimentos, plantas de incubación, reproducción y el laboratorio de control de calidad. Este largo proceso sería auditado y aprobado por TUV-Alemania.

En 2002, IMBA aseguró nuevos clientes producto de la aplicación de prácticas en  salud de HACCP e ISO 9001. Esta política de control de calidad  ha llevado a IMBA ha convertirse en la empresa avícola en Bolivia que clasificó para Burger King y los restaurantes McDonald's en Bolivia.

Desde el 2003 hasta el 2009, IMBA ha introducido productos de aves de corral al mercado de Santa Cruz  la cual fue ocupada anteriormente por las empresas locales debido a los acuerdos de mercado anteriores.

IMBA se comprometió en la segunda región más grande de Bolivia con la compra de una importante área industrial para la construcción de su moderna planta de procesamiento y planta de alimentos. La constante inversión en la región de Santa Cruz con las granjas, centros de alimentación y una moderna planta de procesamiento a hecho de IMBA, la mejor compañía avicola de aves de corral con dos sitios de la ciudad de producción.

En un inicio sólo fue el sueño de un hombre, este sueño dio  el fruto y hoy en día es una de las principales industriales de Bolivia. De acuerdo con Captura Consulting en 2010, IMBA aún es la marca más reconocida en su sector y los productos de IMBA son preferidos por las familias bolivianas.

IMBA es la empresa avícola más importante e influyente en Bolivia, bajo los principios de higiene, calidad y cumplimiento de la normativa de sus certificaciones. Sus productos son impulsados por su  filosofía de mejora de contínua, su firme compromiso para el crecimiento y el desarrollo de Bolivia.


Certificado a la calidad ISO 9001 2000

Noticias

02 de noviembre de 2012
Imba participó en la III Feria Internacional Expo Avícola

01 de noviembre de 2012
Fexpocruz 2012